Por estos días avanza en el Congreso de la República de Colombia un proyecto de ley presentado por Andrés García Zuccardi, en el que obligará a hacer todas las transacciones de manera bancarizada a través de dinero plástico.

Según las pretensiones de la norma se estima que desde el próximo año hasta el 2030 en adelante, todas las compras y pagos se hagan en línea o sea a través de un banco o donde una entidad bancaria sea la intermediaria.

Esto apunta a que sin distingo, toda persona deberá tener una cuenta bancaria y reducir la circulación de dinero en efectivo.

Por ahora, este propósito no cuenta con un respaldo total por las costumbres y la cultura colombiana, porque no resulta cómodo ir a la tienda de la esquina, a una tienda o comprar un refresco en semáforos y pagar con tarjeta débito o crédito.

Parece que la proposición que tiene García Zuccardi está bastante lejos de consolidarse como una realidad y todavía esto demorará muchos años.

0
0
0
s2sdefault