Los lixiviados son aquellos líquidos que aparecen con la descomposición de las basuras y que en el subsuelo afectan el agua que vamos a tomar. Existe una planta para el tratamiento de esas sustancias que en este año 2017 no ha funcionado, así se denunció en el Concejo Municipal de Cali por la falta de recursos.

En tal sentido se reveló que la operación, funcionamiento y operación de la Planta de Tratamiento de Lixiviados que opera en la antigua zona del clausurado basuro de Navarro en la capital vallecaucana, se pagará con recursos de vigencias futuras.

La propuesta fue hecha por el Alcalde Maurice Armitage, a través del proyecto de acuerdo 052, que compromete recursos por 7.912 millones de pesos del presupuesto de los años 2018 y 2019, para evitar que los equipos de limpieza de lixiviados, deje de funcionar como ocurrió en los primeros meses del año 2017.

“El no funcionamiento y mantenimiento de la planta en mención, puede generar problemas en vida útil de los equipos que cumplen con la tarea de limpieza, además de mantener en el tiempo el pasivo ambiental”, sostuvo Claudia María Buitrago, Directora del Dagma.

0
0
0
s2sdefault