El búnker de la Fiscalía que se iba a levantar en el lote de la Carrera 10, entre calles 13 a 15 de Cali, ha quedado apenas en un proyecto, y hoy es un lote abandonado que genera basuras, enfermedades, nido de delincuentes y viciosos.

Esta gran sede de la Fiscalía, que tenía que empezar a ser construido desde el 2015, se iba a sumar a la Estación Central del MIO que se proyecta también en esta misma zona. Además en el lugar se contempla la construcción de Paraíso Centro Comercial, un complejo que se espera arranque este año.

Unos 8.000 funcionarios están diseminados en doce sedes acondicionadas como despachos judiciales y por ello se pensaba que la infraestructura estaría lista para el año 2018, pero hasta ahora no se ha puesto ni siquiera el primer ladrillo.

La sede de 8.500 metros cuadrados, que iba a estar en este sector de El Calvario más conocido como la ‘olla’ de Cali, serviría para superar esa dispersión de funcionarios de unidades especializadas y hacía parte del plan de renovación urbana del centro de la ciudad.

Mediante escritura pública No. 495 del 6 de mayo de 2014, la Alcaldía de Cali entregó la totalidad del terreno a la Fiscalía y ahí paró el tema porque cuando vino recientemente a la ciudad el actual Fiscal General, Néstor Humberto Martínez Neira, dijo que no tenían recursos para acometer las obras.

Al parecer habrá que seguir conviviendo con este lote de engorde.

0
0
0
s2sdefault