A raíz del prolongado paro de Avianca que ya bordea los diez días, los caleños ahora ya no buscan el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón para sus desplazamientos, sino la terminal terrestre, porque creen que les irá mejor.

Incluso algunos aficionados, que quieren ir a ver el partido de la Selección Colombia en Barranquilla ante Paraguay, ven como una solución irse en bus, sabiendo que se van a demorar más tiempo y más ‘aporreados’, pero de todos modos van a llegar.

En Cali se cancelan diariamente entre 30 a 50 vuelos y las pérdidas para la aerolínea más importante del país, deja pérdidas nacionales de 2.5 millones de dólares cada 24 horas.

También la ocupación hotelera ha disminuido y muchas reuniones de negocios, eventos y conferencias han tenido que ser cancelados debido al conflicto entre los pilotos y directivas de Avianca.

Según el director regional de Cotelco, Óscar Guzmán, en el departamento del Valle hasta ahora se ha percibido una reducción del 10% en la ocupación hotelera de la región. Es decir que la gente que tenía reservas no pudo llegar debido a la parálisis que tiene la aerolínea.

Por todo esto es que los caleños han vuelto a usar la vieja terminal de transporte terrestre como una solución a la necesidad de ir a otras ciudades.

Es por ello que los viajes en este tipo de transporte por carretera se han aumentado en un 40% en días normales y se espera que se incremente durante el fin de semana.

0
0
0
s2sdefault