No se tenía conocimiento hasta de un hecho similar, y es la traducción de la carta de una monja supuestamente escrita por el diablo. De ello se tiene noticia que hace más de 300 años una monja fue encontrada en su aposento, tirada en el piso, con el rostro manchado de tinta y en su mano una carta escrita en un sistema rarísimo con código de símbolos inexplicables que ella dijo después, había sido escrita por el mismísimo satanás, que intentó poseerla.

Luego de tres siglos, el misterio acaba de resolverse, según un artículo escrito en Live Science.

Se trata de una monja siciliana de 31 años, sor Maria Crocifissa della Concezione, quien vivía en el convento de Palma di Montechiaro en Sicilia.

La misiva, de 14 líneas en letras arcaicas no se había podido descifrar, hasta ahora, que los investigadores que estudiaron los símbolos afirmaron saber qué dice.

“El mensaje describe a Jehová Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo como cosas muertas”, en el ánimo de dañar las creencias de la hermana María.

Es por ello que los científicos del museo de ciencia en Ludum, Sicilia, (Italia) usaron un software para desencriptar códigos y resolver el misterio. El análisis encontró que la carta contenía una mezcla de palabras de alfabetos antiguos como griego, latín, rúnico y arábigo.

De todo esto, los descifradores lograron entender su contenido, que: además de llamar a la Santísima Trinidad algo muerto, decía que “Dios piensa que puede liberar a los mortales. El sistema no funciona para ninguno. Quizás, estigia tiene razón”

Estigia, en la mitología griega y romana, es el río que separa el mundo de los muertos del de los vivos.

Finalmente se deduce que la hermana tenía desordenes de personalidad y que el demonio habría forzado a sor María a firmar la carta. Ella, heroicamente se opuso escribiendo ‘oh yo’, las únicas dos palabras comprensibles en la misteriosa carta.

0
0
0
s2sdefault