El Papa Francisco sacó un momento de su estrecha agenda en Colombia para recibir a los sobrevivientes de la tragedia de Mocoa, ocurrida el pasado 31 de marzo y donde perdieron la vida 330 personas.

El Santo Padre escuchó a los afectados por esta catástrofe al tiempo en que elevó una oración por las víctimas y le pidió al mundo no olvidar lo sucedido en esta zona del sur de Colombia.

Durante el encuentro, Francisco envío un mensaje de paz, unidad y reconciliación a los putumayenses. En la cita, el alcalde de Mocoa, José Castro Meléndez, el párroco de la catedral San miguel Arcángel, Luis Fernando Carvajal, sobrevivientes y funcionarios del Gobierno departamental le agradecieron por sus buenos deseos y su visita al país que arrancó el pasado miércoles y que culmina hoy con una homilía en la ciudad de Cartagena.

“El Santo Padre estuvo muy receptivo. Fue un diálogo muy ameno donde él nos invitó a seguir avanzando en esa reconciliación y convivencia que tanto queremos en el departamento de Putumayo. Durante este espacio pudimos obsequiarle un sayo, un elemento tradicional de nuestra cultura indígena y que a través de colores vivos realza nuestra biodiversidad y respeto por la naturaleza”, precisaron fuentes que estuvieron presentes.

Por su parte, el obispo de la Diócesis Mocoa- Sibundoy, Luis Alberto Maldonado, destacó la voluntad del alto prelado por recibir la comisión y elevar las plegarias por el bien de las comunidades de Mocoa y del resto de Putumayo.

0
0
0
s2sdefault