Una llamada de auxilio alertó a los bomberos de Popayán sobre un incendio estructural en una vivienda de la vereda de Torres, sur occidente de la capital caucana; de inmediato dos máquinas con 10 hombres salieron del cuartel bomberil para atender la emergencia.

Al llegar al lugar encontraron una vivienda en llamas y algunas personas tratando de sacar, en medio del fuego, varios cilindros de gas.

Lo que inicialmente era una conflagración normal, se convirtió en una situación de alto riesgo, la vivienda resultó ser un centro de acopio y venta ilegal de gas, por lo menos 50 cilindros con el combustible estaban almacenados en el lugar.

"Pudimos volar en mil pedazos junto a toda una manzana" aseguró el capitán Juan Carlos Gañán, comandante del Cuerpo de Bomberos de Popayán, "es una irresponsabilidad almacenar esa cantidad de pipas de gas sin contar con las medidas preventivas y de seguridad para tal fin" puntualizó el oficial.

En el lugar los bomberos refrigeraron los cilindros y otro grupo apagó las llamas, logrando controlar en cuestión de minutos el incendio.

El Cuerpo de Bomberos pidió a las autoridades extremar los controles sobre este tipo de actividades irregulares para evitar posibles tragedias.

0
0
0
s2sdefault