Un angustioso llamado para que se les acoja de nuevo en el proceso de paz lanzaron disidentes de las Farc en el municipio de Tumaco. Según ellos, están siendo blanco de un plan de exterminio.

Así lo señalaron fuentes de la zona tras un recorrido por el municipio costero, donde varios habitantes indicaron que de los 117 disidentes que se desmovilizaron en marzo alguno han sido asesinados y otros han desaparecido.

En la zona veredal Ariel Aldana, en La Playa, el comandante de la guerrilla Henry Castellanos mejor conocido como 'Romaña', explicó que representantes de los disidentes lo visitaron la semana pasada y le pidieron protección.

"Nos dijeron camaradas, defiéndanos, el Gobierno nos incumplió. Nos ofrecieron 450 mil pesos mensuales, salud, no nos han cumplido y llevamos 11 muertos. La única salvación es que la Aldana nos acoja".

Agregó que él como comandante no puede recibir a los disidentes, por lo que se elaboró un documento que fue enviado al Secretariado de las Farc para que analice este fenómeno.

Según Romaña, los disidentes de las Farc en Tumaco no son de hace pocos meses, sino que son personas que no aceptaron seguir en el proceso de paz durante una asamblea guerrillera que se realizó en 2015 y en la que se explicaron los acuerdos que se estaban logrando en La Habana.

"De esa asamblea salieron 73 milicianos que dejaron las armas y el uniforme en el campamento y se les dijo: ustedes de hoy en adelante no son guerrilleros porque no están de acuerdo con el proceso de paz, por lo que se van para sus casas y se comprometen a no delinquir más, a no dejarse cooptar de las mafias. Pero se fueron e hicieron todo lo contrario", explicó el líder subversivo.

0
0
0
s2sdefault