Desconcertado se mostró el alcalde del municipio de Santiago, Franklin Benavides, ante el arribo masivo de ciudadanos de nacionalidad venezolana a esta población del alto Putumayo.

Según el funcionario, al menos 200 personas de la vecina nación bolivariana han ingresado al Valle de Sibundoy, sin que hasta el momento se conozca con plena certeza el motivo detrás de la llegada inusitada de estos ciudadanos que, según los datos de Migración Colombia, se instalan generalmente en las ciudades fronterizas con Venezuela, como es el caso de Cúcuta y Riohacha.

“Algunos son ciudadanos venezolanos, otros son ciudadanos colombo venezolanos, otros son ciudadanos colombianos”, explicó Benavides, pues esta situación, según él, se está dando en toda esa región del Alto Putumayo, pero de manera más evidente en Santiago.

La teoría del mandatario es que hace muchos años, gran cantidad de personas, especialmente indígenas se desplazaron hacia el vecino país, con el fin de buscar mejores oportunidades, y hoy con la situación que se vive allá, estos ciudadanos están retornando junto con sus familias.

Aunque no tiene cifras exactas, el mandatario es tajante en advertir las dimensiones de lo que está ocurriendo. “Sin temor a equivocarme, puedo decir que hay más de 200 desplazados de Venezuela en el municipio de Santiago” e insiste en que cada vez sigue llegando más población proveniente del vecino país.

Por su parte, líderes comunitarios del Valle de Sibundoy hicieron un llamado a Migración Colombia para que adopte cartas en el asunto pues, aunque dicen ser conscientes de la situación humanitaria por la que atraviesa el pueblo bolivariano, en los cuatro municipios del alto Putumayo se adolecen de recursos para proporcionar los cuidados humanitarios a estos ciudadanos.

“No queremos que crean que acá hay xenofobia. Por el contrario, hay profundo respeto por nuestros hermanos de los países vecinos. Sin embargo, es claro que desde nuestros municipios tenemos muy poco que ofrecer a este grupo de ciudadanos que, seguramente, viene en búsqueda de empleo y de oportunidades para poder sacar adelante a sus familias. A eso se suma el hecho que las alcaldías de nuestros municipios son muy pobres como para atenderlos mientras desde el alto Gobierno se les resuelve su situación”, enfatizó el dirigente Abelardo Chasoy.

0
0
0
s2sdefault