Un paciente decidió atracar al médico que lo había atendido y le quitó su teléfono celular en el mismo sitio donde lo curó. La historia ocurrió esta semana en la ciudad de Cali.

El hombre que había resultado herido en el barrio Villa del Lago, oriente caleño, como consecuencia de una riña que sostuvo con otras personas, fue conducido inconsciente hasta la sala de urgencias del Hospital Carlos Holmes Trujillo para ser curado por los médicos de turno debido al botellazo que le dieron en la cabeza.

El galeno lo recibió sangrando, detuvo la hemorragia, procedió a suturarle la herida, ponerle suero, estabilizar sus signos vitales y en general a proporcionarle calmantes todo aquello dentro de la atención debida del protocolo medico.

Lo insólito de este hecho es que este sujeto herido, después de despertar ya curado, decidió descaradamente hurtarle el teléfono celular al médico que recién lo había atendido. 

El profesional de la medicina no salía de su asombro porque se vio afectado por una situación inesperada, después de que alguien como él le había prestado un servicio, entre ellos el de salvarle la vida.
0
0
0
s2sdefault