Un marido sumamente alterado llama al 123: ¡Mi esposa ha desaparecido!  ¡Ayer salió de compras y todavía no ha vuelto a casa!

El policía que recibe la denuncia, le dice: Por favor suminístreme los datos para identificarla ¿cuál es su altura?

El hombre dice: Bueno, no estoy muy seguro, me parece que mide más de 1,5 metros. El uniformado pide más información: ¿Y su peso?

El denunciante le responde: No lo sé. No es muy flaca, aunque tampoco es muy gorda. ¿Y el color de los ojos? (replica el operario de emergencias).

Marido: Me parece que son marrones. La verdad es que nunca me fijé.

El policía: Ah bien ¿Y el color del pelo?

Cambia 2 o 3 veces al año. A lo mejor se tiñó de castaño. No recuerdo bien.

Sigue buscando datos el policía: ¿Qué ropa vestía?

No lo sé, la última vez que la vi estaba desnuda, puede que llevara pantalones o un short o una falda. No lo sé exactamente.

De nuevo averigua el del 123: ¿En qué vehículo salió de su casa?

Se fue en mi camioneta. El policía insiste: ¿Qué clase de camioneta es?

El sujeto se despacha: es una Ford F150 King Ranch, roja, modelo 2016, 4x4, con motor 5.0L V8, con Kit de levante customizado y amortiguadores Fox Racing Shox, transmisión automática de 8, Barra Antivuelco, anti neblina controlados desde el habitáculo y climatizador bi-zona. Tiene butacas de cuero café, electrónicas con 6 posiciones. Pantalla táctil con sistema Android, Spotify y Waze integrados, DVD, Blue-Ray, GPS, receptor de radio satelital XM, Antena 4G con Wifi y, cooler en la consola central, 6 posavasos. Le puse llantas especiales de aleación y neumáticos Cooper AT-3 todo terreno y modifiqué los focos de xenón.

En esta instancia, la voz del marido comenzó a ahogarse de emoción.

Al notar semejante emotividad, el policía le dice: no te preocupes, hermano. ¡Te vamos a encontrar la camioneta!

Moraleja. Hay maridos que saben más de su carro que de la esposa.

0
0
0
s2sdefault