El médico pediatra Juan Manuel Glez, ha compartido múltiples mensajes, a partir de experiencias propias, que se han convertido en consejos para mejorar la salud. Pero especialmente uno de ellos apunta a cambiar hábitos como el paradigma de las frutas.

Frente a esto, expresa que hay que comer las frutas con el estómago vacío, es decir estando en ayunas. Hay remedios que no son de laboratorio, y se trata de costumbres tradicionales que han funcionado.

Para ello señala que su colega, el doctor Stephen Mark trata a los pacientes con cáncer y enfermos terminales de una manera ‘no-ortodoxa’ y muchos de sus pacientes se recuperaron, porque él cree en la curación natural ya que el cuerpo naturalmente lucha contra las enfermedades.

"Es una de las estrategias para curar el cáncer, y la tasa de éxito es de un 80%. La cura para el cáncer ya está, y es en el modo de como comemos frutas".

Señala: “Todos pensamos que comer frutas significa sólo la compra, cortarlas y ponerlas en nuestras bocas. No es tan fácil como usted piensa. Es importante saber cómo y cuándo comer las frutas”.

Expresa: “Si usted come frutas con el estómago vacío desempeñará un papel importante para desintonxicar su cuerpo. Le suministra una gran cantidad de energía para la pérdida de peso y otras actividades de la vida”.

Anota: “Digamos que usted come dos rebanadas de pan y luego una rebanada de fruta. La rebanada de fruta está lista para ir directamente a través del estómago a los intestinos, pero está impedido de hacerlo debido a que el pan lo comió antes de la fruta”.

Argumenta que “Mientras tanto si come harina junto con la fruta ésta se pudre, se fermenta y se convierte en ácido”. El consejo de oro es que comamos las frutas con el estómago vacío o entre las comidas, pero nunca junto con ellas.

Dicen que la guanabana es fundamental para combatir el cáncer; mientras que el limón y la naranja, los resfriados, diarreas e infecciones, la papaya trae componentes para curar la diabetes; el consumo frecuente de la manzana aleja más de 100 enfermedades; la pitaya alivia el estreñimiento; en fin para cada molestia hay una fruta indicada. Pero se reitera, según el doctor Glez hay que comerlas con el estómago vacío.

0
0
0
s2sdefault