La Secretaría de Salud del Valle está en alerta por el uso de silicona industrial para procedimientos estéticos en Cali y otros municipios.

Según un estudio realizado por la autoridad ambiental, en apoyo del Instituto de Medicina Legal y fundaciones de víctimas de malas cirugías, en total hay 3500 personas que fueron inyectadas con este elemento químico para moldear la figura o aumentar el volumen de algunas partes del cuerpo.

"Tenemos certeza de ese número de personas, que van a necesitar atención médica, que van a tener problemas médicos y que incluso tienen riesgo de morir", dijo la Secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes.

La funcionaria agregó que esta silicona industrial, que puede conseguir en ferreterías por $20.000 y $30.000, es utilizada por esteticistas, peluqueros y personas no aptas para practicar procedimientos estéticos.

Las autoridades anunciaron que se incrementarán los controles en los centros estéticos en busca de identificar sitios de garaje en los que se aplica el químico. Este año, 38 establecimientos fueron cerrados por esta causa este

0
0
0
s2sdefault