Duros dardos lanzó el alcalde del municipio de Imués, José Luis Tobar, contra quienes lo acusaron de presuntos hechos de corrupción. “Las acusaciones en mi contra son una persecución política”, así lo señaló el alcalde de Imués José Luis Tobar Zambrano ante las denuncias presentadas en su contra por el veedor José Luciano España.

El mandatario aseguró que tiene las pruebas contundentes que desmienten las imputaciones de Luciano España, quien dio a conocer serias anomalías en un proyecto de distrito de riego que involucra a Tobar.

“En el tema de la compra-venta de una parcela realizada para el municipio de Imués por el exalcalde Efrén Alexander Yascual Lagos, por un valor de 198 millones de pesos, negociación que se hizo el 27 de agosto del 2012, denominado predio rural La Chorrera, corresponden a denuncias presentadas contra la anterior Administración, por lo cual se tiene que indagar a mi antecesor”, afirmó.

Lo mismo ocurre con la adquisición por parte del municipio en donde se compraron 29.497 galones de gasolina que costaron 350 millones 154 mil 414 pesos, siendo que las dos máquinas que requieren combustible, una motoniveladora y una retroexcavadora, así como los tres buses escolares que prestan servicio de transporte a los estudiantes de la población, funcionan con acpm, puesto que sus motores son diesel, situación que igualmente corresponde a la administración de Yascual Lagos.

El actual mandatario local expresó que aproximadamente el 90% de los contratos que aparecen en la denuncia del veedor hace referencia a contratos de mínima cuantía bajo los parámetros establecidos en la Ley 80 de 1993 y 1150 de 2007 y decreto 1082 de 2015, en donde son procesos que se publican en el portal Colombia compra eficiente. Se fija un cronograma y se establecen fechas para que los proponentes interesados presenten su oferta.

0
0
0
s2sdefault