En firme y con más fuerza avanza el proceso de revocatoria del mandato del alcalde de Magüí, Walter Quiñones, ante el inconformismo de un sector de la comunidad que califica de ineficiente la gestión del mandatario.

Al respecto, uno de los promotores de la iniciativa, Freider Palacios, explicó que las razones para esta actitud, es por el gran inconformismo con la gestión del mandatario municipal.

“Ese es el motivo principal por el cual se organizó este movimiento, de participación de la comunidad, en defensa de sus derechos y en pro del desarrollo y progreso del municipio”, añadió Palacios.

Agregó que “un grupo de jóvenes naturales de Maguí Payán  residentes en la ciudad de Bogotá, en aras de garantizar a la comunidad el derecho a la participación política, que es un derecho constitucional y legal,  nos dimos a la tarea de  empezar los trámites procesales de ley que en definitiva le garanticen  a la comunidad de este municipio  su  derecho a la democracia a participar en la toma de las decisiones que nos favorecen o afectan a todas con la única pretensión de salvaguardar este derecho fundamental  de nuestro pueblo”.

El líder de la revocatoria manifestó que “se tienen seis meses para recolectar en primera instancia las firmas necesarias para iniciar este proceso para lo cual se cuenta hasta el mes de noviembre para llevarlo a cabo y empezar a cristalizarlo”.

Respuesta a críticas

Por su parte el mandatario de Magui Payan, Walter Quiñones, expresó que está tranquilo, puesto que en su Administración se viene cumpliendo con el cronograma del Plan de desarrollo de esta localidad.

Quiñones aseveró que el grupo de integrantes promotor de la revocatoria, no tienen la suficiente la experiencia política para enfrentar situaciones como las que se están presentando, por lo que se encuentra a la espera de la determinación que tome la Registraduría Nacional.

0
0
0
s2sdefault