Los hechos de vandalismo contra los buses del sistema MÍO de Cali parecen no tener fin. Metrocali registra en lo corrido de este año al menos 1500 buses, entre articulados, padrones y alimentadores, atacados por desconocidos quienes se dedican principalmente a romperles los vidrios de puertas y ventanas, además de los espejos retrovisores, en plena vía pública.

Solo este 6 de octubre se presentaron tres incidentes de este tipo en vías del oriente, norte y sur de la ciudad donde los buses fueron atacados a piedra e incluso a puños por parte de inescrupulosos.

El caso más delicado, en el que incluso tuvo que intervenir la policía, ocurrió en la Avenida tercera norte con calle 34, cuando dos hombres se subieron a un bus padrón que cubría una ruta pretroncal y estando bajo los efectos de los alucinógenos rompieron varios vidrios a golpes y utilizando objetos contundentes. Todo esto ocurrió ante la mirada temerosa de decenas de pasajeros que estaban en el vehículo.

“Estas dos personas fueron capturadas y posteriormente los representantes del concesionario al que pertenece el vehículo denunciaron a estos dos hombres ante las autoridades para que sean judicializados”, aseguró Carlos Alberto vega, jefe de control de la operación de Metrocali.

En otro hecho, un bus articulado del MÍO fue blanco del ataque de un desconocido que lanzó piedras al bus. En el hecho un pasajero resultó lesionado luego que le cayeran esquirlas de uno de los vidrios rotos. Adicional a esto, ciudadanos denunciaron que en horas de la noche otro bus, que se movilizaba por la Carrera 66 con Autopista Simón Bolívar fue impactado por piedras en sus vidrios.

Fotos: Metrocali

“Todos estos hechos de vandalismo afectan mucho la operación del MÍO. Cada bus articulado, por ejemplo, moviliza en promedio 1700 pasajeros al día. Cada que pasa esto con un bus, hay que sacarlo de circulación para ingresarlo al taller y hacerle las reparaciones. El llamado es a que los mismos ciudadanos cuiden la flota, porque estos son los buses que prestan el servicio”, explicó el funcionario de Metrocali.

De acuerdo con los reportes, además de puños y piedras, los buses son atacados con palos, varillas y hasta pedazos de chatarra. Quienes cometen estos hechos son en su gran mayoría habitantes de calle pero se sabe que hay personas dedicadas exclusivamente a vandalizar buses. Los sitios donde ocurren con mayor frecuencia estos ataques son la Avenida Ciudad de Cali.

0
0
0
s2sdefault