Concejales de Cali le pidieron al gobierno del alcalde Maurice Armitage garantizar que las obras a construir por vigencias futuras excepcionales para mejorar la movilidad en el sur de la ciudad, no traerán inconvenientes por falta de planificación.

Esto lo dijeron a raíz de lo que ha ocurrido con obras del MIO, el Corredor Verde y parte de las 21 mega-obras que se construyen con la contribución de valorización.

La solicitud la hizo el cabildo durante la continuación del estudio del proyecto de acuerdo 048, en el cual el Alcalde solicita autorización de compromiso de vigencias futuras excepcionales por $91.129 millones, para cinco obras viales definidas en la zona sur.

Para el Concejal Fernando Alberto Tamayo, un informe sobre la situación actual de las mega-obras a marzo de 2017, concluye que las demoras en la ejecución de dicha infraestructura, obedece a la falta de planificación.

En tal sentido, demandó también del gobierno garantías para que una vez se viabilice el proyecto en mención sobre vigencias futuras excepcionales, se pueda llevar a feliz término las obras y no se repitan los errores antes mencionados en mega-obras, que es lo mismo que pasa con Metro-Cali y el MIO.

Mientras tanto el concejal Richard Rivera, también cuestionó que primero se presentó un paquete de nueve obras, por 194.500 mil millones de pesos, luego se trae un proyecto con recursos por 154 mil millones, y ahora hay una nueva propuesta con cinco obras y por 91 mil millones de pesos.

Según los concejales, todas estas dudas tienen que ser resueltas porque no saben qué rumbo tomarán las obras por las variaciones presupuestales que están observando, incluso señalan los mismos ediles que hay obras que ya están financiadas con la contribución de valorización.

0
0
0
s2sdefault