El Municipio de Cali, a través de sus asesores legales en la Alcaldía se defiende de una demanda millonaria por parte de los promotores del Hotel La Sagrada Familia, ubicado en el Peñón, en el oeste, donde antes funcionaba un colegio con el mismo nombre.

De perder esta querella, el gobierno deberá pagar $40 mil millones y por ello el Municipio será convocado próximamente a una audiencia de conciliación por los supuestos daños causados por no tramitar la modificación de la licencia de construcción del proyecto que adelanta la empresa JERO SAS.

El apoderado de los demandantes, abogado Hernando Morales Plaza, dijo que se llegó a esta instancia administrativa, debido a que después de realizar las gestiones legales para la ampliación de la licencia de construcción, la Administración Municipal, a través de la Secretaría de Planeación, modificó de un momento a otro las normas correspondientes al tratamiento legal que deben tener los bienes declarados de interés patrimonial como lo es el edificio donde quedará el hotel.

0
0
0
s2sdefault