No para la indignación por el asesinato de tres uniformados de la Policía luego de ser emboscados en la vereda Caraquillo, en zona rural del municipio de Miranda, Cauca. Además de la sevicia con la que grupos armados cometieron el ataque contra los oficiales, que realizaban trabajo comunitario en la zona, se suma que a las víctimas les robaron sus armas de dotaciones minutos después de ocurrido el hecho.

La situación se conoció a través de redes sociales. Un video dio a conocer como al menos ocho personas, vestidas de civil, y sin ningún tipo de insignia alusiva a algún grupo armado, llegan hasta el sitio del atentado y de la camioneta de los uniformados sacan algunos elementos. Una de las personas, de camiseta blanca, se lleva un fusil, mientras que otros hablan de sacar un revolver. Se presume, además, que se llevaron otros objetos de valor como los celulares de los uniformados.

Los que más indignación ha generado es la frialdad con la que estas personas, que parecer hacerse pasar por población de esa zona del Cauca, requisaron a los uniformados muertos. En uno de los videos hasta se les ve sonriendo como si se tratara de un triunfo el robo cometido a los hombres sin vida. 

 


En otro video se ve cómo dos personas caminan por las calles de la vereda portando fusiles y munición que presuntamente serían de los policías asesinados.

 

Sobre esta situación el subdirector de la Policía Nacional, Mayor General Ricardo Alberto Restrepo Londoño, dijo desde Popayán que a los oficiales les robaron cinco fusiles y una pistola. “son videos que hemos agregado a nuestras investigaciones para individualizar a estas personas que aparecen en estos videos, unos portando fusiles y otros incluso ingresando a la camioneta en la que se movilizaban nuestros policías”, indicó el alto oficial.

Sobre los autores del crimen, el general Restrepo aseguró que es arriesgado atribuir el hecho a un grupo armado sin haber concluido las investigaciones. “En esta zona todos sabemos que delinque un grupo residual de las FARC liderado por Alias Mordisco, y también se sabe que delinque una facción del EL, de la compañía Milton Hernández Ortiz, además de un grupo autodenominado EPL. Nuestras investigaciones se enfocarán en esos tres grupos”.

Las autoridades mantienen operaciones en la zona donde ocurrió el hecho. Lo complicado será encontrar a estas personas que robaron a los uniformados muertos porque por su vestimenta de civil podrían camuflarse entre la población.

El General anunció que se ofrecerá una recompensa de hasta $50 millones a quien entregue información que permita esclarecer quiénes fueron los autores materiales e intelectuales del atentado. “A los colombianos les pedimos paciencia. La orden de Presidencia es que estas investigaciones den resultado para determinar quiénes están detrás de estos hechos”, dijo el Subdirector de la Policía Nacional.

Cabe recordar que este no ha sido el único hecho de orden público ocurrido en las últimas horas en el Cauca. Después de registrarse la muerte de los policías, en el municipio de Inzá atacaron la estación de policía. Desconocidos lanzaron dos granadas al lugar pero solo uno de los artefactos explotó, provocando heridas a una mujer de 37 años que es atendida en un hospital de Popayán.

0
0
0
s2sdefault