Luego del homicidio de Julio Arturo Guanga Guanga, de 50 años de edad, quien fue ultimado a tiros en su propia casa, habitantes de la zona rural de Tumaco prendieron las armas por la racha de violencia de los últimos días. El caso se presentó en el sector de Caunapí, a una hora del casco urbano de Tumaco.

Al parecer dos personas que llegaron en una motocicleta irrumpieron en la vivienda de Guanga y luego de un cruce de palabras de grueso calibre le dispararon en 10 oportunidades en varias partes del cuerpo.

“Estábamos mirando el noticiero en televisión cuando sonaron unos disparos; salimos y observamos a los allegados del señor que gritaban de manera desesperada y pedían auxilio”, dijo uno de los vecinos. Agregó que nada pudieron hacer puesto que había muerto de manera instantánea. Se presume que los victimarios sabían del itinerario de Guanga, ya que a esa hora llegaba de trabajar en el campo.

Al parecer algunas personas habrían amenazado a Guanga desde hace algún tiempo, por lo que ésta es una de las hipótesis que manejan las autoridades para determinar quiénes son los autores de este crimen.

Las labores de inspección y levantamiento del cadáver de Julio Arturo Guanga fueron realizadas por agentes de criminalística de la Sijin de la Policía de Tumaco. El cuerpo fue llevado para su necropsia y reconocimiento hasta la morgue del municipio costero.

0
0
0
s2sdefault