Sin consuelo se encuentran los familiares de Gibson Mier Hernández, el soldado que resultó muerto en Putumayo luego de que recibiera, al parecer de forma accidental, un impacto de arma de fuego por parte de un compañero.

“Gibson se encontraba con sus compañeros de pelotón, y uno de ellos al manipular el arma de dotación hizo que esta se accionara, hiriendo de gravedad al militar, quien a pesar de que se le prestaron los primeros auxilios murió”, manifestó una de las fuentes de la zona.

Luego de lo sucedido la institución castrense ordenó una investigación inmediata para determinar cómo se presentó el incidente y establecer plenamente las circunstancias en las que falleció este uniformado de la costa caribe.

De igual forma la institución activó los respectivos protocolos para iniciar el traslado del cuerpo sin vida del militar hasta la población de Tamalameque, en César, en donde se encuentra residenciada parte de su familia.

Precisamente en esa población parientes y amigos recordaron al militar como un joven emprendedor que entró al Ejército en busca de mejores oportunidades para sus padres.

0
0
0
s2sdefault