Hay un hombre que cuida celosamente en una reserva en Sudáfrica a un grupo de más de 35 leones y un número parecido de hienas con quienes convive y lo ven como si fuera uno más de su especie. Se trata de Kevin Richardson, de 43 años, nacido en Johannesburgo, quien fue a la universidad y estudió zoología, pero renunció y después se graduó de fisioterapeuta.  

Cuando tenía 23 años, tuvo la oportunidad de trabajar con dos cachorros de león de seis meses, Tau y Napoleón, en el Lion Park, cerca de las afueras de su casa en Johannesburgo. Ahora trabaja con los mismos leones que ya son adultos.

Richardson y su equipo lidian con estos animales para la industria del cine comercial, hacen documentales que generan ingresos para financiar la instalación.

Este osado domador  trabajó en el Lion Park en Broederstroom, una ciudad a 55 kilómetros al norte de Johannesburgo, en Sudáfrica y mientras se especializaba en tratar con leones, también interactuó con hienas y leopardos.

En la actualidad, Richardson tiene una instalación llamada el Kingdom of the White Lion, ‘El reino del león blanco’, en Broederstroom. El parque cuenta con 800 hectáreas de terreno, y fue construido para el rodaje de la película ‘White Lion’. Kevin Richardson cuida a treinta y nueve leones en esta instalación.

Ha trabajado con felinos, ha dormido a su lado, los ha alimentado, y ha convivido con ellos. Junto con los leones, ha compartido con guepardos, leopardos y hienas.

Kevin conoce a todos los leones con los que trabaja desde que eran cachorros, y todavía mantiene su vínculo con Tau y Napoleón, los hermanos que lo metieron al mundo de los grandes felinos.

Él aprendió sobre los peligros de mantener cerca a leones cuando uno de cuatro años de edad lo sujetó y lo mordió; el león lo retuvo al principio, antes de dejarlo ir. A partir de entonces, ha utilizado su intuición si siente que algo va mal.

En otro incidente, dos leones de 180 kilos cada uno, lo arrojaron al suelo y otra hembra saltó sobre él sin más consecuencias que ser arañado y mordido.

Es la naturaleza de los leones arañarse unos a otros y ellos consideran a Kevin como uno más de la manada. Richardson no es disuadido por estos peligros. En una entrevista, él mencionó: "obviamente uno se da cuenta del peligro cuando se trabaja con animales de este calibre; pero he superado con creces esos inconvenientes”.

 

0
0
0
s2sdefault