El animal de apenas seis meses de edad, estaba deambulando en vía pública en el oriente de Cali cuando fue atropellado. Quedó con heridas tan complicadas, que las autoridades ambientales y sanitarias determinaron que era necesaria la eutanasia. 

La policía ambiental llegó al sitio del siniestro, al ser alertados por el propio conductor que lo atropelló. 

Sería trasladado a un refugio animal para que fuera atendido, pero cuando el médico veterinario llegó al lugar, se encontró con que el potrillo tenía sus dos patas delanteras quebradas, además de otras lesiones internas y externas, "que desmejoraban su calidad de vida", informaron. 

"La vida de estas especies son sus patas, y al tener las dos delanteras quebradas y las dos traseras lastimadas", no era mucho lo que se podía hacer para su cuidado, explicó el Intendente Jefe Eliécer Zorrilla. 

El dueño del animal no apareció, pero si fuera hallado, se expone a una sanción administrativa por el descuido. 

El accidente con el equino bebé se produjo cerca a las pesebreras del barrio Antonio Nariño en el oriente de Cali, zona en la que hay mayor presencia de estos animales usados para el trabajo pesado y halado de carretillas y por tanto, donde se registra el mayor número de incidentes de abandono, descuido y maltrato.

La Policía Ambiental reporta que este año han sido atendidos por lo menos 20 casos en Cali, varios de ellos de gravedad.

0
0
0
s2sdefault