La Policía Ambiental en Cali alertó sobre una nueva modalidad con la que inescrupulosos están vendiendo mascotas de forma ilegal. Esta práctica es hoy castigada por el nuevo Código Nacional de Policía con una multa tipo 3, que equivale a $393.440 y se aplica en ciudades con más de 100.000 habitantes.

Y aunque la ley está hecha, hay quienes buscan la manera de hacerle ‘conejo’. Según el subintendente David Rendón, del Grupo de Protección Ambiental de la Policía Metropolitana de Cali, se han emitido muy pocas sanciones porque los vendedores dejaron de exhibir a perros y gatos para evitar las multas.

“Nos encontramos con que ahora estos inescrupulosos venden los animalitos por catálogo. Le dicen a la persona las razas tienen, de cuántos años y cuadran citas para ver a los animales. Hay casas en las que guardan a las mascotas temporalmente y a donde citan a la gente para que se haga la compra. Necesitamos que la gente denuncie para combatir esta práctica ilegal”, indicó el oficial.

A esto se suma que en los alrededores de centros comerciales del norte y sur de Cali quienes venden los animales tienen “campaneros” que los alertan ante la presencia de las autoridades.

Hasta el momento, la Policía solo ha impuesto dos comparendos por venta de animales en vía pública a personas que fueron sorprendidas en flagrancia.

0
0
0
s2sdefault