En últimas horas la policía ambiental intervino en dos casos en los que tuvo que rescatar varios gatos abandonados y un perro, que a pesar de tener casa, no era debidamente atendido. En 2017 cerca de mil casos de animales abandonados y maltratados han sido reportados. 

Sin atención la Policía Ambiental de la Metropolitana de Cali, que cada día recibe llamadas para que recojan a un perro abandonado, un caballo maltratado o gatos recién nacidos dejados en una canal de aguas residuales, atendió este viernes dos tristes casos.

Un perro de entre dos y cuatro años de edad, que al parecer no era debidamente atendido por sus dueños y recibía maltrato físico, fue rescatado de una casa en el barrio Morichal, oriente de Cali.

Hasta allí llegó, después de llamadas y quejas en redes sociales, la policía para dialogar con los propietarios del animal, quienes se habrían negado a colaborar para que se hiciera la respectiva inspección del espacio y forma en que el can era atendido. Tampoco habrían querido permitir una revisión médica.

El animal finalmente llegó hasta los uniformados, quienes procedieron a incautarlo. La investigación que podría acarrear sanciones a los “dueños”, está en curso. Mientras, el perro quien tiene problemas de salud que no fueron debidamente atendidos, se encuentra bajo la protección y custodia temporal de la Fundación Sentir Animal.

Gatos abandonados…

Cuando la policía ambiental llegó a la vía, alertados por la comunidad, no pensaron encontrarse con nueve gatos enfermos, con problemas de piel, abandonados en una carretera donde el paso vehicular, es alto.

Fueron hallados los mininos en la vía que conduce de Candelaria a Cali, allí fueron dejados sin alimento, agua y expuesto a los que vehículos los atropellaran.

La policía ambiental de Cali con apoyo de la Secretaría de Salud de Candelaria, los recogió y llevó a la Fundación Amor Animal, para una valoración médico veterinaria y que se inicie un proceso de protección y adopción.

La situación preocupa a parte de la ciudadanía y las autoridades, porque el abandono y maltrato de animales domésticos, especialmente perro y gatos, podría convertirse en un grave de problema de salud pública y social.

En 2015 hubo más de 1000 casos de abandono, atendidos por diferentes instituciones, en 2016 la cifra superó los 1500 y en lo que va de 2017, casi se alcanzan los mil casos atendidos por instancias oficiales o gubernamentales. Esto, sin contar los cientos de casos que cada semana por fundaciones y particulares.

En la ciudad, estos animales que habitan en más del 40% de los hogares en Cali, se enfrentan a otro lío, el Centro de Vigilancia y Control de Zoonosis y Protección Animal, Coso Municipal, está en el limbo. Conseguir el lote y la oposición de la comunidad cuando se ha encontrado el espacio, son los principales obstáculos para que se concrete, la política pública de atención para animales.

0
0
0
s2sdefault