‘Los ojos del mundo’, o el ELT que será el mayor telescopio del planeta, inició labores de construcción en Chile.

La presidenta Michelle Bachelet, lanzó el comienzo de la infraestructura de lo que será el observatorio astronómico más grande de la humanidad.

Estará ubicado en el cerro de Armazones en Antofagasta y será capaz de captar imágenes directas de planetas extrasolares.

Su nombre es Telescopio Extremadamente Grande (ELT) que empezó a ser levantado por el Observatorio Europeo Austral (ESO).

Para el director general de ESO, Tim de Zeeuw, este "gigante salto de capacidad es tan grande como el que experimentó Galileo cuando enfocó su pequeño telescopio hacia el cielo nocturno".

"De hecho es posible que el ELT encuentre evidencia de vida en otro mundo", indicó De Zeeuw.

La construcción del telescopio representa un reto para la ingeniería astronómica terrestre. Tendrá un espejo central de 39 metros de diámetro y estará alojado en un enorme domo de 85 metros de diámetro, casi del tamaño de una cancha de fútbol.

El observatorio estará conectado a la red eléctrica del país austral, lo que bajará los costos y proporcionará más confiabilidad y estabilidad, reduciendo así las emisiones contaminantes.

Dada la majestuosidad de la construcción, que costará unos 1.000 millones de euros, hay que esperar hasta el año 2024 para hacer las primeras observaciones del universo.

El domo completo, como se llama la cúpula externa, pesará unas 5.000 toneladas y el telescopio con su estructura en tubo moverán una masa de 3.000 toneladas.

ESO, encargada de la construcción, es la mayor organización astronómica intergubernamental de Europa, en la que tienen asiento 16 países: Austria, Alemania, Bélgica, Brasil, República Checa, Dinamarca, España, Francia, Finlandia, Italia, Holanda, Polonia, Portugal, Suecia, Suiza y Reino Unido, junto con Chile.

 

0
0
0
s2sdefault