El robot suizo YuMi robó el show al tenor italiano Andrea Bocelli, al dirigir la Orquesta Filarmónica de Lucca en el teatro toscano de Pisa tras imitar los movimientos del director titular Andrea Colombini.

Todas las miradas se concentraronn en el director de orquesta: el robot que al parecer se inspira en Giuseppe Verdi.

El concierto fue su estreno mundial como director con sus dos brazos mecánicos que dirigieron música en vivo en el cierre del primer congreso mundial de robótica.

Diseñado por ABB y fabricado en Suiza, el robot YuMi agitó su batuta con una mano, mientras que con la otra se mueve en el aire como una caricia, al son del aria “La Donna E’ Mobile” del propio Verdi.

YuMi lo único que puede hacer, previamente programado, es dirigir partituras pero no improvisar, reaccionar o interactuar con los músicos. Él solo aprendió a imitar los movimientos del maestro Colombini.

Según el maestro Andrea Colombini, el autómata es mucho más sofisticado que su rival Asimo, el robot blanco de 1,2 metros diseñado por Honda y que dirigió la orquesta sinfónica de Detroit en 2008.

0
0
0
s2sdefault