En muchos lugares apartados, el agua es escasa y los habitantes tienen que comprarla a muy altos costos, incluso en países muy desarrollados como Estados Unidos.

Justamente en esa nación en Springfield, Matthew Mazzotta creó un sistema ecológico único, que recoge aguas de la lluvia y las reutiliza de manera novedosa.

Su diseñador quiere conciencia de lo importante que es el cuidado de los recursos naturales y vivir una experiencia relajante con el precioso elemento vital.

Se trata de ‘casa nube’ que capta el líquido, se trata de una pequeña casa que está hecha con madera igualmente reciclada de una granja abandonada y sobre el techo tiene una especie de nube plástica o impermeable, en donde se almacena el agua.

Cuando llueve el agua cae a la nube y a la vez esta la guarda directamente a un tanque debajo de la casa. En el centro tiene sillas, cuando alguien se sienta en ellas se activa una bomba mecánicamente que funciona con el movimiento, y hace que el agua guardada caiga de nuevo sobre el techo, regando las plantas de alrededor y produciendo, al interior, un relajante sonido de lluvia como si fuera una fuente natural.

0
0
0
s2sdefault