La humanidad siempre ha luchado por descubrir nuevas fuentes de energía para hacer que las cosas funcionen,  con elementos en forma de energía química como las pilas o baterías, la fuerza eólica del viento, el petróleo y las potencias que dan el agua, el sol o el carbón.

El teléfono móvil es una de aquellas cosas que requiere energía, al igual que otros dispositivos electrónicos. Y hasta ahora se ve como imposible que el celular funcione sin batería.

Pero ahora parece que se abrió la puerta a uno de estos aparatos sin pila, luego de que un equipo de investigadores de la Universidad de Washington ha creado el primer teléfono móvil sin batería.

Este dispositivo consume poca potencia medida en microwatios que consigue a través de señales de radio o de la luz del ambiente. Este prototipo puede detectar las voces, accionar los auriculares y cambiar entre las comunicaciones de enlace ascendente y descendente, en tiempo real.

Los científicos llamaron el sistema Skype, para demostrar que invento hecho a base de componentes que se consiguen en el mercado puede recibir y transmitir voz y comunicarse con una estación base.

“Este es un gran salto en la capacidad de los dispositivos y un paso hacia un teléfono celular totalmente libre de baterías”, aseguran en comunicado público en la Universidad de Washington.

El desarrollo tecnológico se explica en un artículo publicado en el portal de la universidad, en el cual se explica que para minimizar el consumo de energía, el teléfono lleva muchas de las funciones de procesamiento a las estaciones de radiofrecuencia.

El celular utiliza un micrófono de condensador ‘electret’ que usa un diafragma con una carga electroestática fija que genera una señal analógica. Cuando alguien habla, las vibraciones mecánicas de su voz hacen que el diafragma cambie de forma respecto a la placa de metal, lo que hace que se genere un pequeño voltaje.

Es decir que muy pronto, basados en este principio, habrá celulares que ya no usen la incómoda batería que se descarga.

Foto tomada de la página de la Universidad de Washington.
 
  
0
0
0
s2sdefault