En Turquía crearon una silla de ruedas que es un portento. Un invento de última tecnología que no es ficción sino que facilita cualquier labor a una persona en condición de discapacidad, que va desde pararse hasta realizar tareas de limpieza.

Su sistema es robótico, electrónicamente manejada por la persona. Para alguien que se encuentre impedido, las tareas cotidianas que la mayoría de nosotros damos por sentado, pueden ser difíciles. Cosas como alcanzar la estantería superior en un supermercado, levantarse de la cama por las mañanas o abrir una puerta puede convertirse en una tarea complicada.

AMS Mekatronic, una compañía de origen turco de diseño e investigación; introdujo un innovador dispositivo robótico que transforma el concepto de la silla de ruedas tradicional.

El Tek RMD o Instrumento de Movilización Robótica (Robotic Movilization Device, tal su nombre en inglés) le permite la posibilidad de ponerse de pie, moverse y estar en una posición más cómoda.

Un video de demostración de este dispositivo, publicado por la empresa, muestra a Yusuf Akturkoglu, víctima de una lesión en la médula espinal, sentado en una cama con un control remoto para mover el Tek RMD Tek delante de él.

Yusuf se puede subir al dispositivo por la parte posterior, atarse el cinturón de seguridad y subir. Gracias al uso de un sistema de suspensión con resortes a gas, el usuario sólo tiene que tirar suavemente de las manijas del dispositivo, para levantarse hacia una posición de pie.

Cuando la CNN le preguntó acerca del Tek RMD, Akturkoglu dijo que le da una mayor movilidad que la que tenía antes.

El Tek RMD cuesta cerca de 20.000 dólares y el primer país de venta es Turquía, origen del país de la novedosa invención.
0
0
0
s2sdefault