Quienes estén muy enamorados y haya tierra, mar, poca o mucha separación física, ya se pueden dar besos a distancia.

Con la creación del Kissenger o Kiss Messenger podrán juntar sus labios a través de la internet y de un aparato creado especialmente para ese efecto, que hace sentir, supuestamente, las mismas sensaciones como si fuera directamente de lamisma boca de los amantes.

El invento fue hecho por Howard Wolovwtz, pero está tan recién salido del horno que no se sabe si será comercializado. Primero deben averiguar si existe un número de usuarios considerable para proceder a producirlo.

El kissenger, o máquina de dar besos a distancia, es lo último en materia tecnológica. A la hora de usar este adelanto, sólo faltan dos voluntades, red de internet disponible, dos bocas; cada uno con su respectivo aparato para poner los labios y a besar se dijo.

Este sistema resulta muy higiénico porque elimina la transmisión de microbios y bacterias. Tal vez no se sienta igual cuando se hace a labios juntos en vivo y en directo, pero la verdad que sí debe ser un método de gran salubridad.

0
0
0
s2sdefault