Algo impensable hace algún tiempo, era que un funeral fuera hecho por un cura robot. Eso es increíble, pero lo tendremos en un futuro no tan lejano.

Por ejemplo en el Japón, es común encontrar androides desempeñando muchas tareas. Hay robots que sirven para hacer compañía como si fuera un amigo, otros hacen funciones de más responsabilidad como cuidar ancianos; los hay también destinados a satisfacer necesidades sexuales.

Ahora presentan un nuevo modelo que servirá para funerales creado por la empresa Soft Bank, ha salido a la venta. Su nombre es 'Pepper' (Pimienta) y su cometido, el de servir como sacerdote budista para las honras fúnebres.
El prototipo desarrollado por la firma tecnológica, permitirá al autómata cantar sutras (típicos discursos budistas) a la vez que toca un tambor.

'Pepper' fue presentado en la Life Ending Industry Expo, feria cuya temática versa sobre la industria funeraria, celebrada hace pocos días en Tokio. La creación supone una alternativa más barata que la de contratar los servicios de un sacerdote humano.

El costo medio de un funeral en Japón supera los 20.000 euros, de los cuales unos 2.000 se los embolsa el cura. Con los nuevos robots el valor total será apenas de 400 euros.

'Pimienta' no es autónomo todavía por lo cual debe estar controlado por un ser humano para poder llevar a cabo un funeral con éxito, pero, poco a poco, los robots se van metiendo en la mayoría de las facetas de nuestra vida.

0
0
0
s2sdefault