Un hospital móvil, desmontable y desarmable para atender emergencias propiciadas por el crudo invierno, tendría en poco tiempo el Valle del Cauca.

Así lo anunció la Gobernación a través de la mandataria, Dilian Francisca Toro Torres, quien manifestó en su condición de médica que empezó la averiguación del costo de esta estructura.

La instalación serviría para atender emergencias, cirugías de baja complejidad y tratamientos traumatológicos.

Esta estructura sería muy similar a un MASH tal cual es la sigla que identifica a los hospitales de campaña del ejército estadounidense. (Mobile Army Surgical Hospital, (hospital quirúrgico móvil del Ejército).

Este es el mismo concepto de hospital de campaña, que usan en las guerras, el cual consiste en una amplia unidad médica móvil que atiende de manera provisoria a los heridos en un lugar, antes de que se puedan llevar con absoluta seguridad a un centro médico fijo.

Este hospital ambulante debe tener un equipo médico (médicos de urgencia, enfermeros) experimentados y material médico condicionado para ser fácilmente transportable. Esta estructura para atención médica prioritaria se puede desplegar en un lugar preexistente como un centro deportivo, una cancha de baloncesto, una sede comunal, etc.

Esas unidades móviles se pueden desarrollar en contenedores expandibles desde 4 hasta 13 metros de largo que pueden extenderse y proveer unos 75 metros cuadrados aproximadamente, adicionalmente pueden conectarse entre sí ofreciendo soluciones modulares para servir en proyectos complejos como hospitales móviles desde 20 camas.

El costo de un sitio de estos puede estar desde los 300 a 400 millones de pesos, dependiendo de las comodidades y extensión que tenga.





0
0
0
s2sdefault