Un ex empleado del cantante mexicano Luis Miguel decidió demandarlo por despedirlo de manera injustificada y por ello la justicia que atiende el caso, embargó las cuentas bancarias del artista.

El embargo de dinero asciende a los 30 millones de pesos mexicanos tras la querella interpuesta por su antiguo empleado Arturo Pérez Figueroa, quién argumentó que le fue terminada su relación laboral sin justa causa, luego de trabajar por 15 años.

En 2014 los tribunales le dieron la razón y ordenaron pagar una indemnización a Pérez Figueroa, pero Luis Miguel no atendió el mandato de los jueces y esto obligó a que sus fondos bancarios fueran congelados.

En estos últimos meses, es el segundo problema judicial que enfrenta el llamado ‘sol de México’ por desatender sus deberes económicos.

Anteriormente tuvo un problema con un antiguo manager y fue obligado a pagar, so pena de ir a la cárcel por no comparecer al banquillo de los acusados, más de un millón de dólares incluidas las costas judiciales.

En redes sociales dicen que está cogiendo fama de ‘mala paga’ y esto le ha acarreado duros problemas financieros por no pagar las deudas a tiempo.

0
0
0
s2sdefault