Rania Al-Yassin es la reina de Jordania y la mujer más custodiada del mundo. Más que la reina Isabel de Inglaterra o que la propia Melania Trump, esposa de Donald, el presidente del país más poderoso del planeta. Su esquema de seguridad normal llega a sumar cerca de 1.000 hombres y 5.000 en casos especiales.

Rania, nació en Ciudad de Kuwait, el 31 de agosto de 1970 de padres palestinos. Su papá es médico, y es la mediana de tres hermanos. Fue a las escuelas primaria y secundaria New English School en Kuwait.

Posteriormente se graduó en Administración de la American University en El Cairo. Después de su título académico en 1991, laboró en Citigroup y Apple en la capital jordana. También logró un Diploma de Estudios Avanzados de la Universidad de Ginebra en Suiza.

Conoció al Rey Abdullah bin Al-Hussein, entonces príncipe heredero, en una fiesta en enero de 1993. Dos meses después anunciaron su relación y el 10 de junio de 1993 se casaron y han tenido cuatro hijos.

Aunque su esposo se convirtió en rey el 7 de febrero de 1999, Rania solo fue proclamada como la primera del reino, el 22 de marzo del mismo año. Rania es una defensora de los derechos de las mujeres. Recibió de su esposo el rango de coronel de las Fuerzas Armadas Reales de Jordania en junio de 2004.

En 2005 la revista Harpers and Queen la nombró como la tercera mujer más bella del mundo. Además, fue la reina más joven del mundo en el momento de la coronación de su esposo Abdullah.

Esta aristócrata, ocupa el puesto 53 entre las más elegantes y mejor vestidas del mundo. También está en la lista de las 100 mujeres más poderosas del mundo. Según Forbes, que la incluido en el exclusivo club de las más ricas, dice que la soberana jordana tiene una fortuna cercana a los 20.000 millones de dólares.

0
0
0
s2sdefault