Tras casi un mes después del matrimonio del jugador Leonel Messi con su novia y mujer, Antonella, se supo que ellos como pareja no pidieron regalos a los cerca de 250 notables y ricos invitados, entre deportistas y artistas de grandes campanillas, sino la entrega de donaciones anónimas para una fundación que tienen los Messi como familia.

Pues resulta que al hacer cuentas, encontraron un recaudo total cercano a los 5.500 dólares, lo cual significa que en promedio cada asistente dio menos de los 30 dólares, es decir que primó la tacañería ante esa boda con tanto bombo, pompa y lujo.

El monto del aporte económico a la fundación de parte de los poderosos invitados fue bastante pobre. Se cree que muy pocos dieron un sobre con billetes estimables, tal vez unos dos o tres, mientras que la gran mayoría se hicieron los desentendidos y no sacaron dinero de sus bolsillos.

0
0
0
s2sdefault