Como un ataque racista calificaron dos mujeres tumaqueñas las agresiones de las que fueron blanco en Bogotá. “Un hombre fingió preguntar por otra persona y de repente procedió a agredirnos con botellas y ladrillos”, dijo Ester Quiñones, una de las afectadas.

Otro integrante de la familia resultó afectado, por lo que afirman que temen a nuevas represalias por su color de piel por vecinos en la ciudad capital. “Estaba en frente de mi casa con mi prima y dos niñas, de repente una pareja empezó a agredirnos verbal y físicamente. Que nos digan negra o negro eso es lo de menos, pero lo decían con desprecio y de manera despectiva”, sostuvo Ester.

En el relato la mujer agregó: “veo cuando saca un cuchillo, empezó a tirarme y me le escapé unas cuatro veces y la quinta me llegó al ojo izquierdo. Pese a que ya fui operada, tengo miedo a perderlo”.

Por su parte otra integrante de la familia tumaqueña, Aleida Valencia, explicó “ellos venían armados, estábamos esperando un taxi para irnos a la casa, pero ahora el miedo es salir de nuestras viviendas”.

El delito de hostigamiento por motivos de raza en Colombia tiene una pena hasta de 36 meses de prisión. El abogado penalista José Gregorio Beltrán explicó que el mismo Código Penal establece que al momento de dosificar la pena o de proferir una sentencia, esta sola condición ya de por sí configura una circunstancia de mayor punibilidad que debe ser valorada por jueces de la República.

0
0
0
s2sdefault