Perplejos se quedaron los habitantes de la cabecera municipal y de varias veredas aledañas a las márgenes del río Guapi, esta mañana al mirar hacia el afluente, en lugar de un maravilloso​ paisaje, vieron un escenario de muerte y desolación.

En toda la zona, miles de peces flotaban muertos y otros ya habían sido arrastrados por la corriente hasta las playas y manglares.

Hasta el momento los habitantes y autoridades en la zona desconocen el fenómeno que pudo ocasionar la muerte de infinidad de animales acuáticos.

En la zona hay fuerte presencia de minería criminal.

0
0
0
s2sdefault