Padres de familia de estudiantes de la institución educativa Inmaculada Concepción, sede Manuela Beltrán, del corregimiento de Buchitolo, en zona rural de Candelaria, Valle, se tomaron las instalaciones del colegio en protesta por la falta de agua en esta sede.

Segun Yuliana Quevedo, presidenta de la Asociación de Padres de Familia del colegio, desde hace ocho meses el lugar no cuenta con el servicio debido a que cuenta con una precaria infraestructura para que funcione el sistema de acueducto.

"En la sede hay un tanque, pero a eso no le sube agua. La señora de la cocina recoge en dos baldes pequeños y eso no alcanza, entonces a los niños les toca aguantarse hasta llegar a la casa para hacer sus necesidades", aseguró la líder.

La situación es preocupante porque los niños, que cursan tercero, cuarto y quinto de primaria reciben clases desde las 7:00 a.m. hasta las 3:00 p.m. por la jornada única escolar.

"Los niños dicen que les duele el estómago de tanto aguantar. Incluso, uni de ellos ya tiene problemas de salud por esta situación. Los niños ni siquiera pueden tomar agua, los baños mantienen sucios y tememos un problema grave de salud", explicó Quevedo.

Los padres de familia impiden el ingreso de docentes y directivas, y las clases están paralizadas para más de 100 niños de la zona. Para levantar la protesta, exigen la construcción de un aljibe que permita suministrar agua para los estudiantes durante su jornada escolar.

0
0
0
s2sdefault