Los habitantes del barrio San Antonio, de Cali, han expresado su gran descontento por la inmensa cantidad de vehículos que se estacionan en las estrechas calles, debido a la falta de parqueaderos. 
 
La gente acude a ese sitio para estar en el parque, por ser una zona lúdica y gastronómica que alberga heladerías, ventas de pizzas, comidas rápidas y además unos 150 restaurantes de comida gourmet. Al igual que cuenteros, declamadores músicos y artistas espontáneos.
 
Especialmente los domingos, hay un flujo cercano a las 500 motocicletas, 400 automóviles y 3.000 peatones que hacen colapsar el sector centro-oeste de la ciudad porque dejan estacionados los automotores en las vías.
 
En ese sentido, la Junta de Acción Comunal de ese barrio hizo la utópica propuesta de construir un parqueadero subterráneo, en la parte posterior del templo de San Antonio.
 
En ese lugar, ahora está la sub estación de energía eléctrica que debería ser trasladada a 120 metros, lo cual resulta inviable por los altos costos.
 
Sobre el tema hay diversas ideas más aterrizadas, de parte de otro sector de la comunidad con sitios de parqueo no callejeros sino en lotes cercanos.
 
De igual forma sugieren convertir algunos pasos en zonas peatonales con el uso de los llamados pompeyanos para mejorar el camino de los que van a pie.
 
 
0
0
0
s2sdefault