Con diversas modalidades, prolifera en Cali el robo de espejos retrovisores de los vehículos.

Hay un mercado negro imparable de estos elementos de seguridad de los automotores que van a parar a los mismos sitios ya tradicionales en la capital del Valle. Uno de ellos está en la famosa Calle 16, entre carreras 10 y 15 donde los ladrones venden, sin que las autoridades lo impidan, estas piezas que le han quitado a los vehículos.

Un espejo retrovisor, dependiendo de la marca del carro, llega a superar desde los 500 mil hasta los 3 millones de pesos.

El procedimiento de los delincuentes es ir en moto, a pie, arrancarlo cuando el conductor se detiene en un semáforo o se lo encargan descaradamente para que alguien lo robe.o en otros casos en bahías de unidades residenciales u oficinas

TUBARCO ha recibido varias denuncias, algunas de ellas con las respectivas pruebas, de video o foto, en donde se está cometiendo la fechoría y la impunidad que tienen estos hechos que tocan el bolsillo de muchos caleños.

Los ladrones se han desatado a robar espejos y no hay control para este hecho delincuencial. Es innegable que en la ciudad hay un cartel especializado en el hurto de tales espejos.

0
0
0
s2sdefault