El río Cauca a su paso por Popayán recibe todas las descargas de alcantarillado y aguas negras de los 380000 habitantes de la Ciudad Blanca. Kilómetros más adelante varios acueductos, entre ellos el de Cali, toman sus aguas del mismo caudal. Según las autoridades, incluso judiciales, es urgente la construcción de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales.

El proyecto está en curso y cuenta con el apoyo del Gobierno nacional, pero en las últimas horas, cuando ingenieros y topógrafos llegaron al lote destinado para tal fin, fueron atacados por vecinos del lugar que se oponen a la construcción de la PTAR en ese lugar.

Según denunció la Empresa de Acueducto de Popayán "Algunos habitantes del Valle del Ortigal se opusieron a las labores de los contratistas, miembros de la comunidad obstaculizaron el paso e impidieron el desarrollo de las labores al dañar una de las placas de georeferenciación que había sido instalada previamente, razón por la cual fue necesaria la presencia de unidades policiales y de Ejército en la zona".

Los contratistas estaban en el sitio con el fin de evaluar las condiciones topográficas del terreno, actividad que finalmente no se pudo realizar.

0
0
0
s2sdefault