El alcalde de Cali, Maurice Armitage, sigue en su idea de que el partido del próximo jueves entre Cali y América se juegue a puerta cerrada, debido a los hechos violentos en la última confrontación entre rojos y verdes.

Luego de reunirse la comisión de fútbol de Cali, la Alcaldía continúa con la postura de no permitir el ingreso de espectadores a las tribunas.

Se espera que las directivas del América presenten un esquema de seguridad sostenible para evitar desmanes.

 

0
0
0
s2sdefault