Todos los días cruzan ríos y selvas para llegar a enseñarle a los niños de 0 a 5 años en la unidades de primera infancia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en San Juan de Villalobos Cauca. Pese a esos esfuerzos, este año no les han pagado un peso de sueldo.

Para estos agentes educativos, fue difícil dejar sin clase a 300 niños del municipio de Santa Rosa, para viajar a Popayán a pedir que les paguen 5 meses de sueldo que les adeudan, como protesta, se tomaron las instalaciones del intermediario que no les paga, una Fundación que, al parecer, tiene sus cuentas embargadas, así lo manifestó la docente Derly Botina: "estamos durmiendo acá, haciendo presión, hace más de dos semanas no hemos podido atender a los niños ni se les ha entregado su alimentación."

Los afectados son 300 niños y sus familias en el corregimiento San Juan de Villalobos, municipio de Santa Rosa en la Baja bota caucana.

El ICBF les dijo que por ahora lo único que pueden hacer desde la entidad es declarar la caducidad del contrato con el intermediario, esperar la cancelación de las pólizas de cumplimiento y con ese dinero, pagarles los meses de sueldo que les adeudan.

 

0
0
0
s2sdefault