Al buen corazón y solidaridad de los colombianos acudieron los sobrevivientes del barrio San Miguel afectado por la emergencia registrada hace tres meses y medio en Mocoa que dejó como salgo 330 muertos.

Al cumplirse casi 120 días de la tragedia y no ver avances en el proceso de reconstrucción, los residentes le hicieron un llamado a los colombianos para que aporten a la rápida reconstrucción del sector.

“Queremos pedir la ayuda de los colombianos; lo que una vez perdimos, queremos recuperarlo”, exclamó Pablo Portillo, presidente de la Junta de Acción Comunal de este barrio, el cual fue destruido en su totalidad por el fenómeno natural.

La propuesta que vienen trabajando, es la de iniciar con el “Proyecto de Vivienda Comunitaria Nuevo Horizonte”, que les permita entre todos, construir unidades habitacionales con el fin de mantener la unidad como una sola familia, entre vecinos, tal y como lo fueron alguna vez en el San Miguel.

Para este propósito han abierto una cuenta bancaria en la cual están recibiendo las donaciones que empresas, entidades, ong y la misma ciudadanía que desee hacer, para lograr cumplir el propósito que se han trazado las más de 200 familias.

Víctor Espinoza, uno de los sobrevivientes de esta tragedia también llamó a la solidaridad: “nadie más que nosotros sabe el dolor y la impotencia que sentimos en este momento, al ver todos nuestros sueños destruidos”.

El número de cuenta que ya está habilitada para recibir estas donaciones es el 220690 – 10207 del Banco Popular de Colombia.

0
0
0
s2sdefault