La Brigada de Desminado Humanitario del Ejército Nacional iniciará con la primera fase de desminado humanitario en el departamento de Putumayo.
Cerca de 300 uniformados tendrán la misión de descontaminar los suelos de Villagarzón, Orito, Mocoa y Valle del Guamuez de Minas Antipersona, MAP, de Municiones sin Explotar, Muse, y Artefactos Explosivos Improvisados, AEI.
“Putumayo es uno de los departamentos del país más golpeados por estos artefactos. Desde 1990 hasta el 31 de mayo de este año hemos tenido 176 civiles heridos y 42 muertos, así como 149 heridos de la Fuerza Pública y 67 fallecidos, para un total de 434 personas que, según el reporte de la Dirección de Acción Integral Contra Minas Antipersona, Daicma, han sido víctimas de artefactos explosivos en el departamento del Putumayo”, precisaron fuentes del Ejército.
El comandante de la Brigada de Desminado Humanitario 1 del Ejército, coronel Raúl Ortiz Pulido, explicó que con esta labor humanitaria además de preservar la vida e integridad de los campesinos y habitantes de las zonas rurales, lo que se pretende es recuperar terrenos con presencia de minas antipersona para que familias enteras que fueron desplazadas por actos violentos y grupos armados al margen de la ley puedan retornar y rehacer su vida, emprendiendo nuevas iniciativas productivas de la mano con la legalidad.
“Para realizar esta labor en los cuatro municipios priorizados del Putumayo este gran grupo de expertos cuenta con detectores de metales, chalecos anti-fragmentación con protección pélvica, cascos con visor, equipo contra explosivos, binomios caninos y barreminas a control remoto, que permitirán realizar el despeje en campos minados con una profundidad de hasta 30 centímetros”, indicó la institución castrense.
0
0
0
s2sdefault