El video muestra la pericia con la que el delincuente abre la puerta un taxi, mientras su propietario estaba pendiente del tanqueo.

De manera sincronizada, el cómplice también recarga gasolina a la moto, en la que después de tener el botín, escapan.

El video fue grabado en una estación de servicio en el occidente de Popayán.

Los bandidos huyeron con 200 mil pesos producto del trabajo de todo un día del taxista.

0
0
0
s2sdefault